Es la hora del reloj inteligente

Los incesantes avances tecnológicos, más allá de verse reflejados en una mayor velocidad y practicidad en los aparatos, también han dado pie a una nueva generación de máquinas cada vez más pequeñas pero con unas prestaciones al nivel un móvil de último modelo. Hablamos de los relojes inteligentes, conocidos normalmente como smartwatch, capaces de englobar en apenas 5 centímetros toda una amalgama de posibilidades e innovaciones tecnológicas.

 

Las principales empresas, en un nueva muestra de inventiva y capacidad creativa, han buscado y conseguido facilitar al público todas aquellas funciones que un móvil o un ordenador pueden aportar, pero sin la necesidad de sacarlo del bolsillo, abarcando en apenas una pulgada y media todas las aplicaciones y características que podemos encontrar en un iPhone o un Smartphone. Compañías como Apple o Sony, pioneras en este tipo de productos, ya han evolucionado sus primeros prototipos para ofrecer a día de hoy verdaderas maravillas inteligentes. Existen por otro lado, fruto de la masificación y popularidad del aparato, numerosas marcas blancas que han intentado imitar, sin demasiado éxito, los beneficios de los Smartwatch de mayor peso y calidad en el mercado. Visto objetivamente, resulta mucho más beneficioso, pese a tener un coste algo mayor, el confiar en marcas como Apple, Samsung o Sony, que ofrecen un tiempo de vida mucho más longevo, además de asegurar un funcionamiento y un tipo de aplicaciones mucho más precisas y completas. Entre las demás ventajas a resaltar, podemos hablar de la gran capacidad de memoria, que ronda o supera los 8 Gb en un tamaño no superior al de una pulsera. Algo que, sumado a su aspecto estético y elegante, a la par que moderno y práctico, se ve complementado por una interfaz que funciona de manera ágil, consiguiendo ahorrar tiempo a su poseedor, además de aportarle un plus en seguridad, puesto que resulta más complicado robar un reloj atado a nuestra muñeca, que un móvil que pueda encontrarse en nuestro bolsillo trasero o en el fondo del bolso.

El smartwatch es un complemento ideal, puesto que no solo resulta eficiente en funciones de comunicación veloz con otras personas o a la hora de observar, sin necesidad de sacarlo constantemente del bolsillo, cualquier mensaje, cambio temporal o notificación en el calendario. Ha resultado tremendamente atractivo en aspectos deportivos y de fitness, ya que contiene entre sus funciones el cronómetro, pulsómetro y otras aplicaciones de medición física que consiguen mostrar los avances y mejoras que vayamos realizando en nuestras rutinas atléticas; todo ello acompañado de las clásicas aplicaciones como pueden ser la agenda, la alarma, la brújula o el WhatsApp. Actualmente, podemos encontrar todo tipo de ofertas y modelos de Smartwatch en la red a precios más económicos que en la propia tienda oficial, sin tener nada que envidiar en cuestiones de garantía o calidad técnica.

 

El futuro está estrechamente ligado a la tecnología, y fruto de esta premisa, también lo está con la comodidad y la velocidad. Atrévete a dar el paso definitivo a un nuevo universo de posibilidades que se aúnan en un aparato pequeño y discreto, que no tiene nada que envidiar a las computadoras o móviles que le preceden.

 

 

Foto de joyasenoroydiamante.com