Hotel barato Alicante

 

La ciudad de Alicante se caracteriza principalmente por el Sol y por la playa que disfrutan todos los turistas cada temporada de verano en la que se alojan en un hotel barato Alicante, de forma que no es de extrañar la enorme afluencia de turistas que eligen este destino para pasar sus vacaciones. Y es que las playas de Alicante están catalogadas como unas de las más bonitas de toda España; si a eso se le suma además el buen clima que hace en esa parte del país lo que se obtiene es una zona turística espectacular que enamora a todo aquel que la visita.

La mayoría de los hoteles de esta ciudad dispone también de conexión WiFi, de forma que uno puede compartir las fotografías de la playa con todos sus amigos simplemente conectando el portátil a la red del hotel –normalmente hay que solicitar antes la contraseña dentro de recepción-. Lo mismo se aplica a otros servicios como el de aparcamiento –muy útil cuando se viaja en coche, no hay nada mejor que dejar el coche en un parking privado-, el de desayuno y cena –ahorra tener que andar buscando restaurantes todos los días-, el de cambio de divisas… en resumen, una larga lista de puntos positivos que hay que tener muy en cuenta en el momento de reservar la habitación.

Y mencionando el tema de las reservas, hay que saber que una reserva hecha con antelación asegura la habitación que uno desee sin tener que enfrentarse al problema de la disponibilidad; así mismo, se trata de una buena forma de ahorrar algo de dinero al reservar la habitación con tiempo.

Hotel Madrid centro

 

No hay nada como alojarse en el punto más céntrico de la ciudad a la que se esté viajando. El hecho de visitar Madrid con el privilegio de estar hospedado en alguno de los lugares más céntricos del casco urbano es garantía de unas vacaciones espectaculares que probablemente resultarán inolvidables; ahora bien, ¿qué hotel Madrid centro hay que elegir? ¿Cuáles son los factores a tener en cuenta a la hora de quedarse con uno u otro? Las siguientes pautas despejan toda clase de dudas y probablemente son la mejor forma de filtrar los hoteles durante su selección.

Así que bien, en primer lugar hay que mirar el lugar en el que está ubicado el hotel. Hay que tratar de quedarse con aquel que mejor comunicado esté y que disponga de más tiendas y servicios tales como por ejemplo un cine o un teatro; después, hay que mirar por supuesto la cercanía de este hotel a alguno de los puntos de interés turístico de la capital. Los hoteles cercanos a la Puerta del Sol o a la famosa Gran Vía son lugares en los que un turista puede realmente disfrutar de su viaje gracias a que se aloja en una zona privilegiada y gracias a que tiene a su disposición todo tipo de transportes públicos tales como por ejemplo el metro o el autobús, pudiendo también hacer uso de alguno de los miles de taxis que circulan por la capital las 24 horas del día.

Para terminar y a modo de conclusión cabe destacar también la importancia de realizar las reservas con la suficiente antelación como para disfrutar de importantes descuentos, de modo que cuanto antes se empiece a mirar los hoteles más dinero se podrá ahorrar durante el viaje; y es que en estos tiempos por desgracia hay que mirar mucho el bolsillo en el momento de realizar un viaje de este tipo.

Hostal barato Madrid

 

En estos tiempos de dura crisis económica que están azotando medio mundo, se hace muy necesario controlar el gasto especialmente en los asuntos relacionados con los viajes. Además de tratar de buscar el vuelo o el transporte más económico posible, hay que tener en cuenta también que el hotel es una parte del viaje en la que se va un buen trozo del presupuesto, de modo que para viajar a Madrid un hostal barato Madrid parece ser la mejor opción para aquellos turistas que no quieren renunciar a la calidad de un alojamiento ubicado en una zona céntrica de Madrid pero sin pagar grandes cantidades de dinero, que suele ser lo más habitual en este tipo de hostales tan céntricos.

Hay que tratar también de elegir aquel hotel que incluya al menos desayuno y cena, porque en caso contrario uno puede verse obligado a comer fuera todos los días y eso claramente incrementa el gasto a la hora de hacer cuentas durante el viaje. Otros servicios adicionales como por ejemplo un parking gratuito para guardar el coche en caso de que se necesite son también muy interesantes y muy a tener en cuenta.

Siguiendo estos consejos uno puede vivir probablemente una de las experiencias más bonitas de su vida, ya que Madrid es una ciudad que siempre gusta a todas las personas que la visitan por primera vez. Siempre que se siga una buena organización para ver los lugares más interesantes de la capital, en un fin de semana ya es posible haber disfrutado de algunas de las zonas más turísticas de Madrid. Eso sí, si es posible estar más tiempo desde luego eso será mucho más beneficioso en el momento de poder ver más lugares turísticos sin tener que limitar las visitas por culpa del tiempo.

Hostal barato Barcelona

 

Sin ningún lugar a dudas Barcelona es una de las ciudades más bonitas en lo referido al diseño de sus calles y edificios sumado a una enorme costa formada por más de cinco playas que en su conjunto forman una ciudad de ensueño para pasar las vacaciones. Encontrar un hostal barato Barcelona en temporadas de verano es cuanto menos complicado, de forma que hay que tener muy presente que una reserva hecha con tiempo y antelación asegura una habitación para la fecha que uno desee sin tener que estar preocupado de si este año habrá muchos turistas queriendo alojarse en el mismo hostal.

Los servicios que hay que mirar siempre que tengan estos hostales son por ejemplo plazas de aparcamiento cercanas al hostal o baños individuales para cada habitación, de forma que se pueda disfrutar de la tranquilidad y privacidad de este tipo de habitaciones. Igualmente, teniendo en cuenta que al fin y al cabo un hostal no es más que el lugar en el que se pasa únicamente la noche, lo cierto es que otros factores como la localización son mucho más importantes que las instalaciones de la residencia.

Barcelona es una ciudad que mezcla playa con cultura en una enorme ciudad, de forma que si el hostal puede elegirse en una ubicación a mitad de camino entre la playa y el casco urbano probablemente el turista podrá disfrutar mucho más de su viaje al tener la oportunidad de visitar ambas cosas desde un punto intermedio.

¿Y qué lugares pueden verse en Barcelona? La Sagrada Familia, la Casa Batlló, el Hospital de San Pablo y la Casa Milà son solamente algunos de los lugares más conocidos de esta ciudad que tanta historia esconde en sus calles, ofreciendo además unos preciosos paisajes formados por edificios con fachadas muy llamativas.

Hoteles centro Madrid

 

Madrid está considerada como una de las mejores capitales del mundo, y buena prueba de ello son los miles de millones de turistas de todas las nacionalidades que cada año aprovechan cualquier festivo para dejarse ver por los diferentes hoteles en el centro de Madrid desde los cuales, si el hotel está bien ubicado en una zona céntrica, el turista puede desplazarse con mucha comodidad por todo Madrid gracias al famoso metro –considerado como uno de los de mayor calidad de toda Europa- y gracias a otras alternativas de transporte que abundan por la ciudad –como por ejemplo el autobús o el taxi-.

Para desplazarse por la ciudad hay que olvidarse por completo del coche, ya que Madrid es una ciudad que a pesar de que dispone de calles tan grandes como la propia Gran Vía, normalmente suele estar repleta de coches –especialmente en las horas punta- de forma que el viaje no se disfruta igual al tener que aguantar horas y horas de atascos que pueden fastidiar por completo la experiencia de conocer una de las mejores capitales del mundo.

Así que, sabiendo esto hay que usar siempre alguno de los diferentes medios de transporte que Madrid ofrece a los turistas: en primer lugar se encuentra el famoso metro de Madrid, el cual es considerado como uno de los mejores del mundo y como tal ofrece una gran variedad de trenes que viajan por todos los puntos más importantes de la capital; después, está el autobús, el cual es un medio de transporte muy cómodo en el sentido de que uno puede bajarse en el momento en el que vea algún monumento que le resulte llamativo. Y por último estaría el taxi, el cual a pesar de ser algo más caro que los anteriores, tiene la ventaja de que va directo al destino que se solicite.